miércoles, agosto 26, 2015

EL NARCOTRAFICO en la FRONTERA


El ex-embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, Diego Arria, ha afirmado a ABC que el enfrentamiento entre bandas militares por el control de drogas y el contrabando es la causa del cierre de la frontera venezolana en el Táchira y del estado de excepción decretado por el presidente Nicolás Maduro.
La medida del cierre fronterizo se generó por un atentado perpetrado contra los oficiales del Ejército venezolano Daniel Veloz Santaella, Alexis Rodríguez Arria y el cabo Miguel Nuñez Martínez que fueron emboscados en San Antonio del Táchira el 19 de agosto. Los tres se encuentran hospitalizados, gravemente heridos.
Hace dos días entró en vigencia el estado de excepción que ha causadola expulsión masiva de colombianos con una cifra que supera las 800 personasLos deportados han denunciado que los soldados bolivarianos los humillan y atropellan, saquean los bienes y destruyen las viviendas, manosean y abusan de las mujeres y marcan las casas con las letras «R» de revisión y «D» para demoler.
El exembajador Arria sostiene que las bandas militares ya no solo se pelean por el control de la droga sino por el contrabando de gasolina y los productos regulados. El control solo de la droga ya no es rentable. Ahora manejan también el contrabando de gasolina, que venden 5 veces más cara en los países fronterizos.
El exembajador también afirma que las autoridades de Colombia y los militares son cómplices del contrabando de extracción que se realiza desde Venezuela. «Pasan cientos de gandolas diariamente para Colombia y Brasil. Eso explica que las estaciones de gasolina muchas veces no están abastecidas en Venezuela».

Guerra de cárteles

ABC tuvo acceso al siguiente informe en el que se detalla paso a paso el incidente que encendió la chispa de la frontera:
El día 17 de agosto de 2015 una comisión del Ejército integrada por el Teniente (Ej.) Daniel Veloz Santaella y el Teniente (Ej.) Alexis Rodríguez Arias y otros efectivos del Ejército ambos plazas del GAC Vásquez ubicado en San Cristóbal detuvo en las inmediaciones de la alcabala de Peracal una camioneta tripulada por dos efectivos de la GN. Al ser requeridos en identificación, los funcionarios de la GN [Guardia Nacional Bolivariana] lo hicieron pero se negaron a dejarse registrar el vehículo, pidiendo la presencia de un fiscal del Ministerio Público.
En virtud a que el incidente fue escalando, inmediatamente hizo acto de presencia el Comandante del Destacamento de la GN [Guardia Nacional Bolivariana] en San Antonio del Táchira, y ya había sido alertado también el Comandante del GAC [Grupo de Acciones de la Guardia Nacional Bolivariana] Vásquez quien también estaba presente y el general de división (Ej. ) Efraín Velasco Lugo de la Región Estratégica de Defensa Integral (REDI) Los Andes. A esta altura del incidente los funcionarios de la GN pedían la presencia de un fiscal del MP para poder abrir la camioneta. El vehículo fue abierto en presencia de un fiscal del Ministerio Público con competencia nacional y se incautaron drogas y dinero en efectivo en una cantidad cercana a los 47 millones de bolívares fuertes y tres millones de dólares, pertenecientes (Según la versión de los funcionarios de la GN) al Comandante del Regional de la GN [Guardia Nacional Bolivariana] en Táchira.
El día 19 de agosto de 2015 el Tte. (Ej.) Daniel Veloz Santaella y el Tte. (Ej. ) Alexis Rodríguez Arias y el Cabo primero Miguel Núñez Martínez son emboscados por un motorizado durante la realización de una comisión de inteligencia en el área urbana, barrio Simón Bolívar de San Antonio del Táchira. Inmediatamente y con base a un informe presentado por el MG (Ej.) Velasco Lugo, el Presidente decretó el cierre de la frontera por 3 días mientras se controlaba la situación de orden público en la zona.
El 21 de agosto de 2015 a las 8 pm, el Presidente Nicolás Maduro decreta un estado de excepción en los municipios Bolívar, Ureña, Junín, Capacho Libertad y Capacho Independencia del estado Táchira por un lapso de 60 días con base a un informe de inteligencia presentado por el GJ (Ej.) Vladimir Padrino López, Ministro de la Defensa.
Los comentarios de los actores militares que conocen toda la verdad de lo ocurrido indican que esta es una guerra de cárteles militares de la droga. Al cerrar la frontera con Colombia en el estado Táchira por recomendación del Mayor General (Ej.) Velasco Lugo y luego por presión del GJ (Ej.) Vladimir Padrino para llevarlo al nivel de estado de excepción en los municipios comentados, los narcóticos bajo jurisdicción de la Guardia Nacional, y en particular del MG (GN) Reverol son afectados en un territorio (Táchira) que históricamente ha sido del control en exclusividad de la Guardia Nacional en drogas, contrabando, licores, trata de blancas y brillantes.
Esto es una verdadera guerra de cárteles militares venezolanos, El Cartel de Los Soles (Ejército) versus El Cartel de La Goajira (Guardia Nacional). Como cuando se enfrentaban en la década de los 80 en Colombia, el Cartel de Medellín contra el Cartel de Cali.

Miles de deportaciones

Varias fuentes coinciden en afirmar que este atentado es el resultado de «una guerra entre oficiales del Ejércitio y cárteles del narcotráfico donde están involucrados oficiales de la Guardia Nacional», como asegura José Antonio Colina, presidente de la ONG Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exterior. Otras señalan que Maduro ha utilizado el ataque como excusa para multiplicar las deportaciones de colombianos, que ya se venían produciendo tras la puesta en marcha de las Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP), cuyo objetivo es acabar con los grupos paramilitares, que Maduro asegura están siendo apoyados por la extrema derecha venezolana y colombiana.
«Eso ya había empezado en el mes de febrero, pero ahora lo están haciendo abiertamente y están utilizando el atentado a los dos oficiales», dijo a «El Nuevo Herald» el general Marco Ferreira Torres. «Desde febrero, han detenido aproximadamente a unos 12.600 colombianos en lo que ellos denominan operaciones de liberación del pueblo», añadió.
En los últimos días un millar de colombianos, entre ellos 241 menores, han sido expulsados de sus casas. Los deportados han denunciado que los soldados bolivarianos los han humillado y saqueado sus bienes y destruyendo sus viviendas y marcandolas con las letras «R» de revisión y «D» para demoler. «Están marcando [las casas] de los colombianos, como hacían los nazis con los judíos», asegura Arria.

LOS 5 BLOGS de SOHO-MEXICO

CANCILLERIA COLOMBIANA







Luego de la visita realizada el 24 de agosto a la ciudad de Cúcuta para revisar, junto a otras entidades del Gobierno Nacional, la situación de la frontera y de los colombianos que allí se encuentran, el Ministerio del Interior y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia informan que:
A través de la Mesa Humanitaria Unificada, instalada en las últimas horas y conformada por varias entidades del Estado, se monitorea la situación que se registra en la frontera y lo que sucede con los colombianos afectados por las medidas aplicadas por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.
La prioridad del Gobierno es garantizar los derechos de los connacionales deportados, brindándoles asistencia en temas de salud, alojamiento temporal, seguridad y convivencia; soporte jurídico, reunificación de padres con sus hijos menores de edad, y retorno a sus lugares de origen, así como avanzar a través de los canales diplomáticos, en el diálogo con el vecino país. 
Las Cancillerías de Colombia y Venezuela coordinan gestiones para que los connacionales deportados puedan rescatar los bienes y enseres que tuvieron que dejar.
Reiteramos la importancia de buscar mecanismos conjuntos para superar la problemática que se vive en la frontera, pero sin promover el odio. Los señalamientos personalizados solo generan sentimientos xenófobos que no benefician en nada a los habitantes de los dos países y debemos tener cuidado de no caer en este error.
No es cerrando la frontera ni deportando colombianos como vamos a resolver los problemas de estas zonas. Es a través de la cooperación, y no de la confrontación, que lograremos de manera conjunta combatir con éxito fenómenos como el de contrabando que nos afecta por igual a ambas naciones. Y solo con cooperación también tendremos resultados en la lucha contra las bandas criminales que operan en la frontera.
La agresividad que oímos de lado y lado de la frontera no ayuda para nada a resolver la difícil situación, así como tampoco se entiende que se pretenda sacar beneficio político de una lamentable situación de nuestros compatriotas.
Es desafortunado dedicarse a buscar culpables de lo que está sucediendo cuando lo que debemos es buscar soluciones al fenómeno del contrabando. Debemos canalizar todos nuestros esfuerzos mirando hacia adelante y teniendo en cuenta que el respeto debe primar en esta búsqueda de soluciones.
Hacemos un llamado a la dirigencia política de ambas naciones para que no caigan en la tentación facilista de utilizar la compleja situación que vivimos para pescar en río revuelto con el fin de obtener beneficios electorales cuando nos acercamos a procesos de elecciones en Colombia y Venezuela. Los adjetivos y las descalificaciones personales en contra del expresidente Alvaro Uribe deben ser rechazados. La actitud de violencia verbal afecta severamente a las poblaciones del Táchira y Norte de Santander que son las primeras afectadas por la situación generada.
Es inaceptable que se aproveche la situación que hoy se vive en la frontera y el dolor de tantos colombianos para conseguir réditos políticos.
Venimos haciendo frente a esta situación, con la absoluta convicción de que a través del diálogo se puede encontrar una salida, sin que esto implique dejar de defender los derechos de los colombianos, que deben recordar que tienen un Gobierno que los respalda. Ese es el compromiso que se tiene de manera permanente.
 
Bogotá, 25 de agosto de 2015.

domingo, agosto 23, 2015

EL UNIVERSO DEL YO

Ricardo Hausmann y el Capitalismo








¿Es el capitalismo la causa de la pobreza?

Ricardo Hausmann

Hoy en día se culpa al capitalismo de muchas cosas: la pobreza, la desigualdad, el desempleo y hasta el calentamiento global. Como lo expresó el Papa Francisco en un discurso que pronunció hace poco tiempo en Bolivia: “Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan los pueblos. Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana madre Tierra como decía San Francisco”.
Pero, ¿son los problemas que preocupan al Papa consecuencia de lo que él llama un capitalismo “desenfrenado”? O, por el contrario, ¿son consecuencia de que el capitalismo no haya logrado implantarse como se esperaba? ¿Debería una agenda para promover la justicia social estar basada en frenar el capitalismo o en eliminar las barreras que impiden su expansión?

La respuesta en América Latina, África, el Oriente Medio y Asia claramente es la segunda opción. Para ver esto, es útil recordar la forma en que Karl Marx imaginaba el futuro.

Para Marx, el papel histórico del capitalismo era reorganizar la producción. Desaparecerían las granjas familiares, los talleres de artesanos y la “nación de tenderos”, como Napoleón burlonamente se refería a Gran Bretaña. Todas estas actividades pequeño-burguesas serían arrasadas por el equivalente a lo que hoy son Zara, Toyota, Airbus o Walmart.

Como resultado, los propietarios de los medios de producción dejarían de ser quienes realizan el trabajo, es 
decir, los campesinos o los artesanos, para pasar a ser el “capital”. Lo único que los trabajadores podrían poseer sería su propio trabajo, el que se verían obligados a intercambiar por un salario miserable. Sin embargo, serían más afortunados que el “ejército de reserva de los desempleados” – un pool de trabajadores ociosos lo suficientemente grande como para hacer que otros teman perder su empleo, pero suficientemente pequeño como para no desperdiciar la plusvalía que se podría extraer al hacerlos trabajar.

Con todas las clases sociales previas transformadas en la clase trabajadora, y todos los medios de producción en manos de un grupo cada vez más escaso de dueños de “capital”, una revolución proletaria llevaría a la humanidad a un mundo de justicia perfecta: “De cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades”, como lo expresara Marx.

Es claro que el poeta y filosofo Paul Valéry tenía razón cuando dijo: “El futuro, como todo lo demás, ya no es lo que era”. Pero no deberíamos burlarnos del conocido error de predicción de Marx. Después de todo, como mordazmente lo señala el físico Niels Bohr, “La predicción es difícil, especialmente en cuanto al futuro”.

Hoy día sabemos que cuando el Manifiesto Comunista recién se terminaba de escribir, los salarios en Europa y Estados Unidos comenzaban 160 años de alza, que tuvieron por consecuencia que los trabajadores pasaran a formar parte de la clase media, con automóviles, créditos hipotecarios, pensiones, y preocupaciones pequeño-burguesas. Los políticos de hoy prometen crear empleo – es decir, más oportunidades para que el capital explote a los trabajadores. No prometen apoderarse de los medios de producción.

El capitalismo logró esta transformación porque la reorganización de la producción permitió un aumento de la productividad sin precedentes. La división del trabajo dentro y entre empresas, que para 1776 Adam Smith ya había concebido como el motor del crecimiento, hizo posible una división de los conocimientos entre individuos que permitió que el conjunto supiera más que las partes y formara redes de intercambio y colaboración cada vez más amplias.

Una empresa moderna cuenta con expertos en producción, diseño, comercialización, ventas, finanzas, contabilidad, gestión de recursos humanos, logística, impuestos, contratos, etc. La producción moderna no es simplemente una acumulación de edificios y de equipo de propiedad de Das Kapital y operada por trabajadores fungibles. Más bien, es una red coordinada de personas que poseen diferentes tipos de Das Human Kapital. 

En el mundo desarrollado, el capitalismo en realidad transformó a casi todos los individuos en trabajadores asalariados, pero también los sacó de la pobreza y los hizo más prósperos de lo que Marx hubiera imaginado.

Esto no es lo único en lo que Marx se equivocó. Lo más sorprendente es que en el mundo en desarrollo la reorganización capitalista se agotó, cuando la gran mayoría de la fuerza laboral estaba aún fuera de su control. 

Las cifras son impresionantes. Si bien en Estados Unidos una de nueve personas trabaja por cuenta propia, la proporción en India es 19 de 20. Menos de un quinto de los trabajadores en Perú está empleado por el tipo de empresa privada que Marx tenía en mente. En México lo está alrededor de uno de tres.Incluso al interior de cada país, las mediciones del bienestar están fuertemente relacionadas con la proporción de la fuerza laboral que trabaja en la producción capitalista. 

En el estado mexicano de Nuevo León, dos tercios de los trabajadores tienen empleo en empresas privadas, mientras que en Chiapas la proporción es sólo uno de siete. No sorprende, entonces, que el ingreso per cápita sea más de nueve veces más alto en Nuevo León que en Chiapas. En Colombia, el ingreso per cápita es cuatro veces más alto en Bogotá que en Maicao. Tampoco sorprende que la proporción de empleo capitalista sea seis veces más alta en Bogotá.

En la empobrecida Bolivia, el Papa Francisco criticó “la lógica de las ganancias a cualquier costo sin pensar en la exclusión social o la destrucción de la naturaleza”, junto con “una confianza ingenua y burda en la bondad de quienes ostentan el poder económico y en el funcionamiento sacralizado del sistema económico predominante”.
Pero esta explicación del fracaso del capitalismo es bien poco acertada. Las empresas más rentables del mundo no están explotando a Bolivia: simplemente, no se encuentran ahí porque consideran que el país no es rentable. 

El problema más fundamental del mundo en desarrollo es que el capitalismo no ha reorganizado la producción ni el empleo en los países y regiones más pobres, con lo que la mayor parte de la fuerza laboral ha quedado fuera de su ámbito operacional.

Como lo han demostrado Rafael Di Tella y Robert MacCulloch, los países más pobres del mundo no se caracterizan por tener una confianza ingenua en el capitalismo, sino una completa desconfianza, lo que lleva a fuertes demandas de intervención gubernamental y regulación del comercio. Bajo esas condiciones, el capitalismo no prospera y las economías permanecen pobres.

El Papa Francisco tiene razón en enfocar su atención en la difícil situación de los más pobres del mundo. Sin embargo, el sufrimiento de estos últimos no es consecuencia de un capitalismo desenfrenado, sino de un capitalismo que ha sido frenado de manera equivocada.

martes, agosto 18, 2015

LAS DIVISIONES ES UN PROBLEMA




Las postulaciones de independientes y disidentes se multiplican y hacen cuesta arriba las estrategias para obtener los 84 diputados necesarios para controlar la mayoría en la Asamblea Nacional. Los 2 factores políticos han jugado duro para evitar las divisiones. Pero hay en promedio 5 candidatos para cada cargo. El TSJ, que intervino las directivas de 3 partidos inclinados al chavismo y de otros 3 a la oposición, entre ellos Copei, es una pieza clave en el rompecabezas electoral y podría complicar aún más el panorama antes del 6-D
El 26 de septiembre de 2010 el chavismo obtuvo 40,79% de los votos en Lara, el porcentaje más bajo que esa opción política ha registrado en el estado en su historia. Sin embargo, esa noche hubo fiesta en el comando de campaña oficialista en Barquisimeto. El PSUV se llevó seis de las nueve curules que se repartían en la entidad y terminó la jornada triunfante. La razón: la oposición al gobierno se dividió en dos bloques. Unida hubiese acumulado 58,51% de los sufragios, por separado terminó subrepresentada con 33% de los escaños.
En aquella época el gobernador de Lara, Henri Falcón, se acababa de separar del PSUV para unirse al partido Patria para Todos y comandar junto con otros dirigentes de esa organización lo que algunos bautizaron como “el chavismo azul”, una tercera vía para romper la polarización. Su fracaso fue rotundo. Nacionalmente sumaron 3% de los votos y 1% de las 165 curules. En Lara concentraron 28,42% del apoyo, pero eso no les valió parlamentario alguno por ser la tercera fuerza en votación por detrás del PSUV y la Mesa de la Unidad Democrática, que acumuló 30,09%, suficiente para vencer en el circuito más opositor de la entidad y ganar un diputado de la lista.
En esos comicios la coalición opositora perdió 4 diputados en todo el país por divisiones, permitiendo que el chavismo acumulara 98, muy cerca de los 99 necesarios para tener la mayoría calificada y decretar leyes habilitantes, lo que logró después gracias a algunas deserciones opositoras.
Hoy, a 4 meses de las elecciones legislativas del 6 de diciembre, el riesgo de derrotas por culpa de divisiones vuelve a estar presente. 1.799 candidaturas fueron aceptadas por el CNE, un promedio de 5,4 nombres por cargo, casi tres más que las dos opciones que han polarizado la política venezolana en los últimos 15 años.
Muchos de los disidentes son antiguos agentes o simpatizantes de la polarización que aspiran de manera separada, luego de perder cuotas de poder o no ser considerados para los puestos en sus bandos.
Forman tres grandes grupos: uno procura robar votos del PSUV prometiendo un chavismo verdadero y tiene aspirantes en más de la mitad del país, varios de Marea Socialista; otro está aglutinado en el MAS y Opina y quiere morder tanto en sectores oficialistas como opositores, por lo que postularon a figuras de ambos bloques; el tercero se enfoca únicamente en el público opositor y postuló principalmente a través de tarjetas como la de Electores Libres.
Algunas encuestas sugieren que estos candidatos, si logran posicionarse, pueden resultar atractivos para un creciente sector de la sociedad: los independientes. En el sondeo de Venebarómetro de junio, 27,6% de los interrogados aseguró que quiere votar por terceras opciones, por detrás de 40,5% que dijo apoyar a los dirigentes de la MUD, pero por delante de 22,2% del PSUV.
La cifra es importante, aunque no suficiente para tener un impacto real si tres grupos se dividen ese 27,6%. No obstante, en circuitos particulares podrían desencajar las piezas del rompecabezas que tienen pensado armar tanto la MUD como el Gran Polo Patriótico (GPP) para lograr la mayoría. Por consiguiente, pueden terminar siendo clave para el resultado final de la elección.
Para que la MUD pueda ser mayoría en la Asamblea debe obtener 84 diputados, y eso requiere que derrote al PSUV con por lo menos  5 puntos porcentuales. Para aspirar a la mayoría calificada, que se logra con 100 diputados, su ventaja tiene que incrementarse a por lo menos 10 puntos. A medida que los independientes capitalicen más votos de electores descontentos o la abstención sea alta, estas expectativas se irían haciendo más difusas.
Duro para polarizar. El 8 de diciembre de 2013 la ciudad de Maturín le aguó la fiesta al chavismo en las elecciones municipales. Una alcaldía tradicionalmente pesuvista cayó en manos de la oposición porque Numa Rojas, antiguo ex alcalde del MVR, se postuló por separado. Acumuló 22,53% de los votos, más de 16 veces la ventaja por la que ganó el aspirante de la MUD: 1,37 puntos.
Ese día, en 28 municipios, 8,4% del total del país, las divisiones influyeron en los resultados. En 14 afectaron al chavismo y en otros 14 a la MUD.
El PSUV pareció haber aprendido la lección. Convertido en lo que algunos académicos calificarían de partido hegemónico activó un duro plan con ayuda del Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Supremo de Justicia para prevenir la pérdida de espacios por culpa de candidatos disidentes y el aumento del descontento.
La jugada implicó la intervención de las directivas de tres partidos políticos (Vanguardia Bicentenaria, Movimiento Electoral del Pueblo y Organización Renovadora Auténtica), los cuales terminaron inscribiendo candidatos junto con el Gran Polo Patriótico, en alianza perfecta luego de que sus antiguos líderes fueron removidos de sus cargos.
También se impidió la inscripción como partido de Marea Socialista, corriente del PSUV que desde hace un año viene manteniendo posiciones críticas al gobierno. Asimismo, luego de estar 19 meses preso esperando condena, el Tribunal 3° de Juicio de Monagas le dictó sentencia firme por un caso de corrupción a Numa Rojas, que sonaba para dividir al chavismo otra vez en Monagas y salir de la cárcel mediante inmunidad parlamentaria.
“Se movieron lo más duro posible y aplicaron todas las artimañas que tuvieron a mano para alinear y disciplinar a los partidos del Polo. Hicieron una guerra de exterminio con amenazas y descalificaciones con el fin de limitar la participación política de los sectores críticos”, denuncia Nicmer Evans, miembro de Marea Socialista.
Así, el GPP logró formar una alianza electoral de 25 partidos. El lunes pasado Jorge Rodríguez, jefe del comando de campaña chavista, la llamó “la más grande de la historia”. Su mayor logro fue conseguir la unidad entre los 12 miembros iniciales del GPP, los cuales estuvieron implicados en 93% de las derrotas por divisiones que tuvo el chavismo en diciembre de 2013.
Esto no hubiese sido posible sin el cambio en la dirección nacional del MEP, pues el antiguo secretario general, Wilmer Nolasco, había amenazado con lanzar algunas postulaciones disidentes. En las municipales pasadas ese partido había mostrado especial autonomía en Bolívar y en Anzoátegui,  estados que resultarán clave en las parlamentarias debido a que todos sus circuitos muestran una tendencia histórica reñida, lo cual los hace más vulnerables ante cualquier división.
Sin embargo, el éxito del PSUV no fue total y dejaron algunos cabos sueltos. Uno de estos es Marea Socialista, pues la corriente logró pactos con organizaciones regionales y nacionales para postular candidatos en 15 estados y 58% de los circuitos. Esto a pesar de que 5 partidos que estaban negociando con el grupo se echaron para atrás luego de ser presionados por el PSUV y el CNE, denuncia Evans. “Teníamos candidatos para 19 estados, pero en algunos las alianzas terminaron cayéndose”, agrega.
El Partido Socialismo y Libertad inscribió dirigentes sindicales y gremiales en 13 entidades, entre ellos algunos muy conocidos como Marcela Máspero, coordinadora de la Unión Nacional de Trabajadores.
A su vez, el MAS incorporó en su plancha a aproximadamente 26 dirigentes chavistas, algunos reconocidos como el vicealmirante Evert Camacho Liendo, que competirá en Vargas. Este partido, otrora parte de la MUD, terminó postulando para todos los cargos que van a elección, excepto las circunscripciones indígenas. Presentó al menos a 40 ex miembros de la MUD.
Dividir al contrario. La estrategia del oficialismo ante las divisiones implicó también otra tarea: azuzar las confrontaciones en el bando opositor para acrecentar las rivalidades y la multiplicidad de candidaturas.
En esto también le echaron una mano otros poderes del Estado. La Sala Electoral del TSJ intervino las direcciones nacionales de tres partidos políticos miembros de la MUD: Copei, MIN-Unidad y Bandera Roja, razón por la cual la coalición decidió dejarlos por fuera de la tarjeta unitaria. Además, el CNE bloqueó la inscripción como organización política de Vente Venezuela, de María Corina Machado, y la Contraloría General de la República inhabilitó a ocho dirigentes que serían candidatos del bloque opositor, entre ellos presos políticos como Daniel Ceballos.
“Buscaron meterle mano a los partidos para infiltrar a gente en la Unidad,  pero no lo lograron. No hay divisiones opositoras, lo único que hay son particularidades que se deslindaron de la MUD”, asegura Tomás Guanipa, secretario general de Primero Justicia.
Pero en la lista de postulados son evidentes algunas fricciones. Electores Libres (EL) terminó postulando en 21 estados a 256 candidatos, 77% del total de puestos por repartir. Muchos de ellos son antiguos dirigentes de la MUD, especialmente de partidos minoritarios como Bandera Roja.
“Las divisiones que estamos promoviendo no son nuestra culpa, son responsabilidad de la MUD porque los grandes partidos quisieron concentrar todas las candidaturas y no dieron espacio para los independientes y toldas pequeñas. Eso era necesario. En los circuitos chavistas que se pueden voltear los independientes lucen como la primera opción, la gente no busca el liderazgo opositor tradicional”, advierte Jesús Hermoso, miembro de la dirección nacional de Bandera Roja, que fue destituida por el TSJ y que se alió con EL para poder postular.
Si a esto se suman las postulaciones del MAS y de organizaciones regionales, en casi todos los lugares hay divisiones que pudieran afectar a la oposición. Algunas propuestas son más destacadas que otras, como es el caso de tres parlamentarios actuales del bloque unitario: Eduardo Gómez Sigala, en Lara, y Marcos Figueroa y Luis Edgardo Mata, en Anzoátegui.
Aunque algunos independientes que son parte de la MUD no se inscribieron como candidatos para no ser señalados como responsables de eventuales derrotas, consideran que el bloque divisionista tiene parte de razón en sus reclamos.
“Puede ocurrir que por el gran descontento que existe la oposición gane la mayoría, pero no se debería contar con que las victorias caigan del cielo. Para garantizar el triunfo se debió construir una alianza que fuera más allá de los partidos. Paradójicamente, la cúpula está haciendo lo imposible para no ganar”, denuncia Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas.
Guanipa defiende los acuerdos a los que se llegaron y minimiza el efecto que tendrán los disidentes. “Hay solo dos caminos: el continuismo de Maduro y sus candidatos y el de los postulados por quienes quieren un cambio positivo. Quienes quieran abrir vías distintas serán castigados por el electorado”, afirma.
Escenario cambiante. El cambio en la directiva de Copei decidido por el TSJ fue una de las cosas que más distorsionó la convivencia en la MUD. El partido político fue “expulsado” de la alianza y las 27 candidaturas que tenía se repartieron entre los demás miembros, principalmente AD y Primero Justicia.
Pedro Urrieta, presidente de la organización designado por el TSJ, aseguró que esta semana se reunieron los factores del partido, tanto los afectados como los beneficiados por el máximo tribunal, para llegar a un consenso sobre los aspirantes de la organización y pedir a la MUD que sean reinsertados en la lista de postulados.
“Designamos también una comisión para desjudicializar el partido retirando los seis recursos que actualmente hay en la Sala Electoral y uno en la Constitucional. No debe haber temores sobre la presencia de Copei en la Unidad”, afirma Urrieta.
Aunque el período de postulaciones cerró esta semana, esto abre una nueva disputa en el seno de la oposición. Hasta el 7 de septiembre se pueden cambiar los nombres de los candidatos postulados para que se vea reflejado en el tarjetón electoral.
Guanipa asegura que los postulados de este partido solo serán considerados si la organización demuestra que está blindada ante cualquier proceso. “Se tomó la decisión de suspender a los partidos que tengan problemas internos hasta que queden dilucidados. Nuestra obligación es garantizar a la gente que no postulamos figuras como Ricardo Sánchez o William Ojeda”, explica el dirigente.
Si los planteamientos de Copei no son escuchados por la MUD, podrían hacer alianzas con otros partidos para presentar a sus candidatos o apoyar opciones regionales, algo que decidirían más adelante.
Los conflictos continúan a pesar de que las postulaciones ya fueron inscritas. Existe también un recurso que introdujo el opositor Pastor Heydra en el TSJ para que se obligue a la MUD a postularlo en el circuito 2 de Nueva Esparta, que reparte dos diputados y es uno de los más importantes por su tendencia histórica reñida. Esto vaticina que el máximo tribunal pudiera seguir siendo una pieza clave en el rompecabezas electoral.
Entretanto, los disidentes del chavismo no descartan que en el tiempo que queda para los comicios continúen las presiones para que renuncien a sus postulaciones. Antes de las municipales de diciembre de 2013 ocurrió algo así cuando el partido de gobierno expulsó a cientos de dirigentes en varios estados por apoyar a terceras opciones. “Hay un pacto de supervivencia de la polarización entre el PSUV y parte de la MUD. Seguiremos con nuestro mensaje aunque implique un riesgo”, asegura Evans.
El factor abstenciónDurante la juramentación de los candidatos del Polo Patriótico en Anzoátegui, Diosdado Cabello lanzó una advertencia: “El chavista no va a votar por la oposición, pero podría quedarse en la casa. Hay que sacarlo. Por eso los patrulleros del PSUV tienen una tarea esencial. Si usted está bravo con Diosdado, póngase bravo con Diosdado, pero vaya a votar”.
En las parlamentarias de 2010 el chavismo tuvo uno de los peores resultados electorales de su historia al quedar por debajo de 50% de apoyo. La crisis eléctrica de ese año y las dificultades económicas debido a la caída de los precios del petróleo se conjugaron para desanimar a buena parte de la base.
Ante esa experiencia y frente a las presidenciales de 2012, se ideó la maquinaria electoral que funciona actualmente, la cual ha tenido buenos resultados pero se enfrentará en diciembre con su mayor reto. Según la última encuesta de Venebarómetro, los segmentos sociales menos dispuestos a sufragar en diciembre son el “D” y el “E”, en los que se ubica la base de apoyo chavista.
Para la oposición la baja participación también puede ser un problema, como quedó de manifiesto en las elecciones regionales de 2012, cuando perdió en estados como Táchira y Mérida, donde las tendencias históricas le favorecen.
Su principal reto es que la desconfianza que existe hacia el CNE no melle en la disposición de la gente de acudir a las urnas. También tiene que animar y hacer creer en la posibilidad de ganar la mayoría parlamentaria para desde allí conseguir cambios.
Como la maquinaria de la MUD es menos eficiente que la del PSUV, su dependencia del voto espontáneo es mucho mayor, por lo que requiere de una alta disposición a movilizarse.
LA CIFRA100 diputados son necesarios para remover ministros o al vicepresidente de la República desde la Asamblea Nacional. Se requerirán 111 parlamentarios para decretar leyes orgánicas y 84 diputados para llamar a referendos consultivos sobre materias especiales

Cuba y las Detenciones



La Habana.- Disidentes cubanos denunciaron hoy que durante el fin de semana se produjeron en toda la isla más de un centenar de detenciones de activistas en diferentes marchas y manifestaciones, aunque ya todos están libertad, según confirmaron varios representantes de la oposición interna del país.

Las detenciones se produjeron dos días después del histórico 14 de agosto, jornada en la que el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, visitó Cuba para la reapertura formal de la embajada estadounidense en La Habana, reseñó Efe.

Según dijo el expreso político José Daniel Ferrer, lo ocurrido este domingo "es un claro mensaje del régimen de que están dispuestos a relacionarse con los norteamericanos y la Unión Europea pero no con los demócratas cubanos, y los que puedan poner en riesgo el poder".

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, contó que en La Habana 37 integrantes del grupo femenino y otros 27 activistas fuero detenidos cuando participaban en la marcha que este grupo organiza cada domingo y estuvieron privados de libertad cinco horas.

Además, otros 30 activistas y siete damas de blanco fueron detenidos cuando salían de sus casas, para impedir que pudieran participar en la marcha.

Soler denunció que la mayoría de esas detenciones fue hecha con violencia y que se trata del "decimoctavo domingo represivo", en el que la Seguridad del Estado "aumentó el tamaño de la turba que moviliza para reprimir a los opositores en La Habana".

Por su parte, Ferrer, líder de la opositora Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), con sede en la zona oriental de la isla, precisó que en la ciudad de Santiago de Cuba se registraron 117 arrestos de miembros de esa organización, mientras en Guantánamo y Las Tunas se reportaron 10 en cada una.

Otros siete miembros de UNPACU fueron detenidos en La Habana, cuando participaban en la marcha de las Damas de Blanco.

Subrayó que el único lugar donde las detenciones se produjeron con violencia fue en la localidad de Palmarito de Cauto, en el municipio santiaguero de Mella, donde cuatro activistas de UNPACU recibieron golpizas y hasta fueron desnudados.

Según Ferrer, el gobierno de Cuba "ha recrudecido la represión y va a continuar en la medida que haya más personas protestando por la libertad de los presos políticos y demandando respeto por los derechos fundamentales porque las dictaduras a más activismo responden con más represión".

domingo, agosto 16, 2015

MARIA CIRINA MACHADO






Mucha polémica se ha desatado sobre la candidatura del circuito 2 del estado Miranda, sobre la negación a aceptar la postulación hecha por María Corina a raíz de su inhabilitación . Ahora bien ¿Que sucedió realmente? ¿Fue una arbitrariedad de la MUD? ¿O una estrategia bien montada por VP avalada desde Ramo Verde?

Todo indica que es la segunda opción. En VP manejaron siempre la tesis de que María Corina seria inhabilitada, para lo que prepararon una estrategia a varios tiempos. La primera de esas fue negarse a la propuesta de María Corina de realizar primarias en ese circuito , ya que según sus cálculos ella ganaría y al quedar inhabilitada quedaría su suplente (en principio estaba planteado fuese Franco Casella quien es el coordinador político de Vente o de Gerardo Fernández abogado y compañero sentimental de María Corina). 

Freddy Guevara por instrucciones de Leopoldo López se reunión con Luis Aquiles Moreno, Roberto Enrique, Jorge Milán, Enrique Márquez, Henry Ramos y Richard Blanco para expresarles que ellos no apoyarían a María Corina en su petición de primarias a la MUD para ese circuito, que más bien ellos creían que allí debía plantearse un consenso donde se le respetara a María Corina su puesto pero el suplente fuese de otro partido, en especial proponía Guevara que para ellos.

Una vez lograda esta decisión su segunda estrategia fue colocar a alguien de VP cómo suplente a los fines de garantizar que al quedar inhabilitada María Corina, VP asumiera la candidatura principal. Esta decisión de nuevo fue discutida por Freddy en la MUD ante la otra propuesta que existía que era la de que María Corina también eligiese su suplente. VP amenazó con romper acuerdos unitarios ya alcanzados en otros espacios si se le daba el suplente a María Corina y no a ellos logrando así que la suplencia quedará en manos de Freddy Guevara.

A minutos de conocer sobre su inhabilitacion, María Corina,se comunica con Lilian Tintori pidiéndole de emergencia que le llevara a Leopoldo el mensaje claro de que ella quería ante tal atropello postular a quien la sustituiría cómo principal y que requería su apoyo en esa decisión. A su regreso Tintori trae como respuesta un sí de Leopoldo a su petición y que como prueba de ese respaldo estarían acompañándola el lunes en su intento de inscripción ante el CNE, sugiriendo Leopoldo que "presentase de una vez a su sustituta para adelantarse a la MUD".

El lunes en la tarde Leopoldo a través de su a abogado Roberto Marrero manda el mensaje a Freddy y Smolansky de que no es viable apoyar a María Corina en su petición, que en definitivas cuentas ellos necesitan ganar Baruta, conservar El Hatillo, recuperar Chacao y que ella sin duda es un obstáculo en ese propósito, que por favor contactarán a Luis Aquiles Moreno de AD y a Chuo para exigir se cumpla la regla de que el suplente asumiría la candidatura y que le ofreciesen a PJ la suplencia para lograr el consenso. 

Con esa misión Guevara y Smolansky hacen la diligencia teniendo la negativa de PJ de aceptar suplencia a lo cual ellos (VP) pidieron ofrecerle ‎a María Corina nombrará al suplente o en su defecto si se negaba la MUD se lo diera también a VP a cambio de otros puestos que ellos podían ceder.

Y así fue que se cuajó la sacada de alfombra de VP a María Corina. Ahora ¿Que estará pensando María Corina de su aliado Leopoldo López? ¿Estará Leopoldo tratando de aniquilarla políticamente? Esta historia tendrá de seguro más capítulos

sábado, agosto 15, 2015

USA y CUBA



“Nuestras políticas del pasado no han conducido a una transición democrática aquí en Cuba. Sería poco realista esperar que la normalización de relaciones tenga un impacto transformador en el corto plazo (...) habrá contratiempos en el camino”. Esta frase, pronunciada ayer en Cuba por John Kerry, el primer secretario de Estado estadounidense en visitar la isla en siete décadas, anticipa el difícil camino que comenzarán a recorrer Washington y La Habana a partir de hoy.
La izada de la bandera estadounidense en la embajada en la capital cubana, que había sido desmontada en enero de 1961, cuando los dos países rompieron relaciones, es el acto simbólico que sella el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, proceso que comenzó oficialmente el 20 de julio y que se vislumbra lleno de obstáculos, no sólo por la dificultad de los temas pendientes (levantamiento del embargo, devolución de Guantánamo, pago de indemnizaciones, derechos humanos y democracia), sino por la oposición que el tema encuentra en el Partido Republicano, que ya advirtió que no levantará el embargo —facultad exclusiva del Congreso de EE.UU., en donde tiene la mayoría— ni aprobará la nominación de un embajador en la isla. Varios grupos anticastristas en Miami, enclave histórico del exilio cubano en Estados Unidos, también han sido críticos del proceso de acercamiento que iniciaron Washington y La Habana en diciembre pasado, alegando que sólo beneficia al gobierno castrista. Pero estas organizaciones tienen cada vez menos influencia y las encuestas muestran desde hace años que la mayoría de los cubano-estadounidenses están a favor de mayores contactos bilaterales.
“No hay nada que temer, ya que serán muchos los beneficios de los que gozaremos cuando permitamos a nuestros ciudadanos conocerse mejor, visitarse con más frecuencia, realizar negocios de forma habitual, intercambiar ideas y aprender los unos de los otros”, dijo Kerry en un fragmento en español de su discurso en la ceremonia oficial de inauguración de la embajada. Los dos gobiernos se reunirán en los próximos días para iniciar la segunda ronda de negociaciones.
El embargo: la joya de la corona

Una de las ambiciones cubanas con la reapertura de las relaciones es el cese del embargo impuesto desde 1960 a la isla, el cual prohíbe las relaciones comerciales entre ambos países. Fidel Castro considera que EE.UU. debería indemnizar a Cuba por los daños causados. (ver página 4). A pesar de ello, la posibilidad de un posible cese del embargo parece obstaculizada, al menos durante la administración de Obama, por la oposición de los republicanos en el Congreso, donde son mayoría. Sólo esa entidad tiene la capacidad de levantar el embargo (que ha sido refrendado y ha tenido numerosos agregados desde 1960). Existen dos tendencias dentro del partido: una que impulsa la caída de la medida (relacionada con estados productores que tendrían eventuales tratos comerciales con Cuba) y otra que se niega a acercarse a la isla antes de que su situación de derechos humanos mejore, representada por los precandidatos Jeb Bush y Marco Rubio. La mayoría de la población aprueba la anulación del embargo.

Democracia y derechos humanos

La nueva etapa de las relaciones diplomáticas entre los dos países haría pensar que Cuba tiene planes de modificar sus políticas internas. Justo en abril de este año el presidente Raúl Castro dijo que dejaría la Presidencia en 2018 y que, después de consultarlo con Fidel Castro, se harían elecciones. Sin embargo, en las últimas declaraciones públicas del gobierno cubano ha quedado claro que las nuevas relaciones con EE.UU. no determinarán el manejo político del país. Es decir, el presidente Barack Obama camina por una línea muy tenue entre terminar un conflicto histórico (y que ha alejado más a EE.UU. de América Latina) y ser aliado de un país que continúa reprimiendo a sus ciudadanos, de acuerdo con una declaración de José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch. Vivanco recuerda que, a pesar de algunos avances en cuanto a la libertad de expresión y la liberación de presos políticos, Cuba “utiliza otras prácticas para reprimir individuos y grupos que critican al Gobierno o reclaman los derechos humanos”. En los últimos años se ha incrementado el número de arrestos arbitrarios y detenciones, que sirven como advertencia a quienes deseen oponerse a las políticas nacionales. El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, espera que esta nueva etapa alivie a los cubanos. Sin embargo, Cuba (como China) podría cerrarse ante cualquier intervención.

La devolución de Guantánamo

Desde su primer mandato, Barack Obama prometió que la cárcel, ubicada en territorio cubano aunque bajo el control de EE.UU., sería cerrada. Sin embargo, esto no ha sucedido. En el proceso de acercamiento con Cuba, la isla reclama la devolución de ese territorio, que está bajo un contrato de arrendamiento con EE.UU., el cual, según expertos, se habría violado al usarlo como prisión. Cuba reclamará su territorio en la segunda ronda de negociaciones, un tema complejo porque Estados Unidos no lo quiere incluir en las discusiones.

Indemnizaciones 

Uno de los temas  más polémicos son las reclamaciones de compensación económica. En una columna publicada en el diario Granma, el líder cubano Fidel Castro  aseguró que “Washington debe pagar a Cuba cuantiosos millones de dólares por los daños causados por el embargo”. La Habana le reclama a Washington más de 100.000 millones de dólares por los perjuicios.  Por su parte, EE.UU. espera un pago por las propiedades  estadounidenses nacionalizadas por Fidel Castro en agosto de 1960 y que, según expertos,  superan  los 7.000 millones de dólares incluidos los intereses.

Cuba: un factor esencial en época de elecciones en EE.UU.


El 8 de noviembre de 2016 Estados Unidos elegirá un nuevo presidente. Tanto en el Partido Demócrata como en el Republicano el asunto cubano ha resultado esencial para atraer a los votantes, también preocupados por la inmigración y la calidad del sistema de salud. La principal candidata de los demócratas, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, cercana a Barack Obama, ha pedido en numerosas ocasiones el cese del embargo a Cuba y reiterado que ese es el primer paso para que en la isla existan cambios políticos. La perspectiva de los precandidatos republicanos, entre ellos Jeb Bush, Ted Cruz y Marco Rubio (de origen cubano), es por completo contraria a las ambiciones demócratas: han declarado que Estados Unidos debe desligarse de Cuba. Sin embargo, recientes encuestas apuntan a que la mayoría de la población votante en Estados Unidos está de acuerdo con el cese del embargo, incluidos votantes republicanos. Varias iniciativas de legisladores republicanos, como los congresistas Tom Emmer y Jeff Flake, han corrido en el Congreso y la Cámara de Representantes para permitir la entrada de viajeros estadounidenses a Cuba y reactivar las relaciones comerciales de corporaciones privadas en la isla. Analistas advierten que esta división podría perjudicar el futuro próximo del partido, pues incluso los más conservadores reconocen que los negocios con la isla podrían ser muy fructíferos para los estados agricultores, representados por republicanos.